NUESTRAS CREENCIAS

ACERCA DE NUESTRA IGLESIA


La Iglesia Bautista Reformada Vida en Cristo, es una iglesia local ubicada en la sabana occidente en la ciudad de Funza.  

Nos esforzamos por ser una Iglesia bíblica, histórica y confesional suscrita a la Confesión Bautista de Fe de Londres de 1689 y procuramos expresar los principios doctrinales de la Reforma protestante del siglo XVI y de las doctrinas de la gracia, en su interpretación Bautista, tanto en doctrina como en práctica, y adoración publica.


D-DEPRAVACIÓN TOTAL (T - Total Depravity) El hombre (debido a la Caída y después de ella) es un ser totalmente depravado o corrupto; es incapaz de hacer nada para lograr su propia salvación. El punto de vista opuesto es que, ya que el hombre es responsable ante Dios de arrepentirse y creer el evangelio, debe, por consiguiente, ser capaz de hacerlo.
E-ELECCIÓN INCONDICIONAL (U - Unconditional Election) Dios, desde la eternidad, escogió incondicionalmente para salvación a algunos de entre la masa de hombres pecadores. Hizo esto no porque previó que creerían al evangelio cuando les fuera ofrecido, sino por su propio amor y el propósito de glorificarse a sí mismo en la salvación de aquellos a quienes escogió libre e incondicionalmente. El punto de vista opuesto es que la elección de Dios es condicional, que previó quiénes creerían el evangelio y que, basándose en esto, escogió a los mismos para ser herederos de la vida eterna.
E-EXPIACIÓN LIMITADA (L - Limited Atonement) Cristo, al sacrificarse en la cruz, cargó con los pecados de aquellos a quienes Dios había escogido incondicionalmente para vida eterna y, de hecho, asegurando así la salvación de aquellos por quienes murió. Por lo tanto, su expiación se limita a ellos. El otro punto de vista es que Cristo se sacrificó a sí mismo para hacer posible que cada ser humano sea salvo quitando todos los obstáculos que impiden que el hombre reciba la vida eterna si cree en Cristo.
G-GRACIA IRRESISTIBLE (I - Irresistible Grace) La gracia de Dios es irresistible para los escogidos (aquellos por quienes murió Cristo), y el propósito de elección de Dios y los beneficios de la obra salvadora de Cristo les será aplicada eficazmente por el Espíritu Santo de modo que sean regenerados y crean el evangelio. El punto de vista opuesto es que la gracia de Dios puede ser resistida por todos y que recibirla se basa no sólo en la obra del Espíritu Santo sino también en la colaboración del hombre al recibir la gracia de Dios con fe.
P-PERSEVERANCIA DE LOS SANTOS (P - Perseverance of the Saints) Los que Dios ha escogido, por quienes murió Cristo, que han sido regenerados por el Espíritu Santo, serán preservados por el poder de Dios, perseverarán en la fe hasta el fin y serán salvos.  

Solas de la Reforma Protestante
Lo que comenzó con una simple protesta de parte de Martín Lutero, en contra de una serie de prácticas religiosas de parte de la iglesia de Roma, culminó siendo un movimiento transformador de la Iglesia y de toda la sociedad. Este movimiento, denominado como la Reforma, se expandió por los próximos 200 años, cruzando el océano y llegando a Norteamérica. Las cinco "Solas" que vamos a ver resumieron la teología propulsada por la Reforma.
Lutero clavó sus 95 tesis en la puerta de la catedral de Wittenberg el 31 de octubre de 1517. La queja principal de estas tesis era la venta de indulgencias, con las cuales se pagó una buena parte de la construcción de la Basílica de San Pedro. Sin embargo, esto inició todo un movimiento que culminó revisando no solo la venta de las indulgencias, sino también toda la teología que la iglesia de Roma practicaba y enseñaba. Por años, los teólogos de la Reforma cuestionaron y cambiaron el entendimiento de la salvación del hombre que la iglesia católica abrazaba, junto con toda la teología relacionada al plan de redención. Con el paso del tiempo se hizo necesario resumir todo ese nuevo entendimiento teológico, con tal de que otros pudieran visualizarlo de una manera sencilla, pero no simplista. Esto dio origen a estas cinco famosas frases:
•SOLA SCRIPTURA: La Palabra de Dios es la máxima autoridad en materia de fe y práctica. Por tanto, nada que contradiga la revelación de Dios puede regular la vida del creyente (Gálatas 1:6-10; 2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:3).
•SOLUS CHRISTUS: La salvación se encuentra solo en Cristo, excluyendo así todo otro camino para llegar a Dios (Hechos 4:12).
•SOLA GRATIA: La salvación es un don de Dios. Por tanto, es algo que el pecador recibe de forma inmerecida basada en los méritos de Cristo alcanzados durante su vida, muerte y resurrección (Efesios 2:8).
•SOLA FIDE: La salvación solo puede ser recibida cuando ponemos nuestra fe en Aquel que murió por nosotros, excluyendo la posibilidad de que nuestras obras puedan contribuir (Efesios 2:8-9, Romanos 3:28).
•SOLI DEO GLORIA: El propósito de la salvación que recibimos es glorificar a Dios; poner de manifiesto las excelencias o virtudes de su carácter (Efesios 1:4-6; 1 Pedro 2:9).
Estas frases representan el corazón de la teología reformada, y resumen verdades no negociables del evangelio. La fortaleza de una iglesia depende de las verdades que la sustentan, y de ahí que toda iglesia bíblica necesite no solo abrazar estos principios, sino también proclamarse de una manera que garantice que estos sean pasados a la próxima generación.
Lamentablemente, muchas iglesias han asumido estos principios y han dejado de proclamarse con claridad y frecuencia. Con el tiempo, todo lo que es asumido va siendo olvidado poco a poco. Nuevas generaciones en los últimos 200 años desconocen parcial o completamente toda la historia detrás de esta teología, y poco a poco fueron desarrollando una teología liberal (a final del siglo XIX), o un pragmatismo ignorante de la centralidad de la gloria de Dios en el plan de redención (segunda mitad del siglo XX).


¡Crea tu página web gratis!